lunes, 14 de diciembre de 2015

BLADE RUNNER



BLADE RUNNER

AÑO:1982

DIRECTOR: RIDLEY SCOTT

REPARTO: HARRISON FORD, DARYL HANNAH, RUTGER HAUER  Y SEAN YOUNG.

SINOPSIS: Año 2019, en la ciudad de Los Ángeles, Deckard es llamado de su retiro cuando un Blade Runner demasiado confiado es asesinado a manos de un replicante.
Los replicantes son máquinas con apariencia humana que, tras la rebelión que llevaron a cabo en la Tierra años antes, están confinados a realizar trabajos únicamente en el espacio y cuya esperanza de vida es de únicamente 4 años.
Deckard tiene que buscar a 4 replicantes que han logrado escapar y refugiarse en la Tierra. A partir de aquí una ardua labor policial para poder “retirar”, los replicantes rebeldes son simplemente asesinados sin juicio ya que no son humanos, en la que se cruza con otra replicante, Rachel, de la cual se enamora, a partir de aquí en un trama futurista del más puro cine negro con tintes metafísicos con preguntas en cuanto a la existencia misma.
OPINIÓN: Que se puede decir de, posiblemente, la mejor película de ciencia-ficción de todos los tiempos. Icono del ciberpunk de la década de los 80, con una ambientación que nos recuerda al más puro cine negro norteamericano.
El juego de oscuridad y de sombras con unos decorados tétricos y exagerados crea una atmósfera inigualable maravillosamente realizada por un genial Scott.
A pesar de que es una cinta eminentemente de acción, entre policiaca y western, el drama es para mí el eje fundamental de la película, la lucha por el amor imposible de Deckard con Rachel, la eterna búsqueda de Roy Batty, el líder replicante, por un futuro y así superar su muerte, junto con un sin número de interrelaciones personales, son realmente el motivador principal de la película y no las bien rodadas y necesarias escenas de cruda acción.
Espectacular es la ambientación creada por Scott reflejando una crítica social palpable en una ciudad decadente y rota, con una clara superación económica japonesa en el corazón de los EEUU nos da mucho que pensar sobre el mensaje del director.
Que decir de la simplemente genial interpretación de Rutger Hauer como Roy Batty o la excelente caracterización de Daryl Hannah, sin olvidar a una jovencísima Sean Young con un papel muy difícil que supo llevar a cabo con maestría; en un grado menor está Harrison Ford aunque en ningún momento es que lo haga mal, lo que ocurre es que sus compañeros están realmente geniales cada uno en su interpretación y yo sinceramente creo que el papel de Ford tampoco le da para mucho más.

Para mí una obra cumbre de la ciencia-ficción de todos los tiempos, no sé si podría decir que la mejor de todas, pero sí que está entre las primeras de cualquier listado, imprescindible verla en varias ocasiones para poder captar todo el complejo universo que nos quiere hacer ver Scott.

CALIFICACIÓN: OBRA MAESTRA.

No hay comentarios:

Publicar un comentario